Sillones Tapizados


Dentro de los sillones cabe distinguir lo que nosotros en el argot entendemos como sillones o sillas con brazos y lo que mucha gente entiende como sillones o butacas. En ambos casos la tapicería ocupa un lugar privilegiado.

En los sillones considerados como sillas con brazos cabe la posibilidad de llevar el asiento tapizado y el respaldo también, siempre y cuando el modelo que en ese momento nos ocupe lo habilite para ello. Cuando una silla tapizada se convierte en sillón por el mero hecho de tener brazos consideramos que la tapicería es global y forma una sola pieza con el asiento y el respaldo, quedando las patas de madera o de otro material posible al aire.

Los sillones tapizados entendidos como butacas forman parte del grupo considerado de tapicería menor y cada día son más demandados en el mercado del canal horeca. Se utilizan gomaespumas de diferentes grosores y densidades en función de la parte del sillón o butaca donde vayan colocados. Prácticamente admiten todo tipo de textiles y la combinación de varios tipos de textiles y colores en una misma pieza son cada día más frecuente en la demanda de mercados internacionales.

Se fabrican a la carta en función de los diferentes tipos de textiles en los que se pueden tapizar y la gran mayoría implica un trabajo manual totalmente artesanal por especialistas. Nosotros contamos con equipo propio dentro del apartado de la tapicería.