Taburetes


Un taburete es un asiento sin brazos, para una persona. También llamado banqueta o piso. Normalmente se entiende sin respaldo pero en hostelería es casi obligado que lo lleve, debido a la comodidad de apoyar el respaldo y de usarlo como una silla alta en barra o en mesas altas de la misma manera que en las mesas las sillas de altura normal. El más humilde de los asientos que se conocen, el más incómodo y probablemente uno de los primeros que se usaron.

A pesar de su humildad e incomodidad seguirá usándose, y aun tal vez a causa de ellas, pues como es preciso que la calidad de la persona se distinga de la manera más propia, en el caso de que dos personajes se hallen sentados, el de mayor categoría debe ocupar el asiento mejor:de aquí los tronos para los reyes y los taburetes para los vasallos, que se ven en los dibujos de los códices. La incomodidad para el sentado implica que éste no pueda adoptar posturas cómodas y, por tanto, no pueda dormirse, de aquí el uso de taburetes en los talleres en que los operarios trabajan sentados, en los colegios para los alumnos (cuando no se usan bancos sin respaldo, que llenan la misma finalidad) y en los cuerpos de guardia. Los taburetes tienen también la ventaja de poder ser colocados bajo las mesas, de modo que una habitación puede presentar asiento para numerosas personas y quedar despejada cuando se colocan los taburetes bajo las mesas o muebles semejantes por no hacerse uso de ellos.

La voz castellana es una adaptación del fráncés tabouret [leer:tabure] cuyo sentido moderno apareció a principios del siglo XVI. Generalmente con asiento redondo, el término se formó por analogía a partir de tambour (tambor) que en fráncico se decía tabor. Parece que el tambor debe su origen al persa tabir, a través del árabe tanbûr. Actualmente, existe un tipo de taburete denominado taco, dotado de ruedas retráctiles para facilitar su desplazamiento y aro de caucho estabilizado que facilita su fijación.

En algunas zonas de la Comunidad de Madrid también se usa el término Carmenqueta, concretamente en la zona de Rivas-Vaciamadrid El taburete se compone del asiento y de los pies; el asiento puede ser cuadrado, circular, ovalado, oblongo o de cualquier otra forma, aunque las cuatro anteriores son las más generales; los pies pueden ser tres ó cuatro. El taburete puede ser de carpintería, ebanistería o tapicería.