Sillas Tapizadas


Dentro de las diferentes clasificaciones podemos considerar como tapizadas aquellas sillas en las que el tapizado prevalece por encima de los elementos de madera vista. Existe un línea muy delgada en aquellos modelos en los que el asiento y el respaldo va tapizado y que perfectamente podrían entrar en la clasificación de sillas de madera o tapizadas.

Normalmente se presentan con el asiento y el respaldo totalmente tapizado, quedando a la vista solamente las patas en madera de haya. Disponemos de una amplia variedad de modelos e incluso en colecciones donde el mismo modelo se presenta en las dos opciones: tapizada y de madera.

El mercado más vanguardista y particular elige la combinación de diferentes telas y texturas dentro de la misma silla, convirtiendo esta en algo exclusivo y totalmente diferenciado. Es más propio del mercado internacional, aunque cada día se imponen más estas tendencias en el mercado español.

Cuando entran en juego elementos como las medidas, ancho, alto de sillas y formas diferentes en el asiento y en el respaldo podemos hablar de la disponibilidad de tantos modelos como combinaciones y posibilidades existen. Las sillas tapizadas son elegidas en entornos decorativos de instalación donde prevalece la madera, para provocar el efecto de romper y combinar o en entornos donde la decoración textil es un elemento que decide y define el acabado de la instalación.