Sillas Isabelinas


Debe su nombre a que el estilo de muebles en la época de Isabel II la estética estaba basada en el poder, el lujo y la fastuosidad. Nosotros aunamos las formas curvas en el respaldo y las patas de estilo clásico con la construcción y los materiales más modernos.

Conseguir un mueble, una silla, un sillón o un taburete enmarcado en este estilo que le confiera fastuosidad y clase donde la combinación de materiales y costes la convierte en un producto que a la vez que exclusivo es muy comercial y competitivo desde el punto de vista del mercado, es algo que se llega a convertir en un arte.

No planteamos un mueble tan cargado en las formas y en la decoración y por eso lo enmarcamos dentro de una línea moderna. La fabricación de los muebles se hace más económica al amparo de la industrialización.

Los sofás y camas del estilo isabelino son de góndola. Esta tendencia se plantea en veladores o mesas, pero también se emplean otras opciones: un único pie central, formas torneadas y poligonales, etc. Talladas también están las consolas, recuperando de nuevo las volutas. Todo esto adaptado a nuestra época contemporánea hace que nazca nuestra colección de sillas, sillones, taburetes y mobiliario en general que llamaremos de estilo isabelino.