Sillas de Cocina


Entendemos por sillas de cocina aquellas que van ubicadas en la estancia donde se preparan las comidas y que por operatividad y comodidad en el servicio se usan habitualmente cuando los componentes de la familia no son muy numerosos y pueden realizar comidas menores como desayuno o cena que son más ágiles y más frugales.

Son características de las sillas de cocina el tamaño que suele ser más reducido que las de comedor, bien porque la mesa no tiene unas dimensiones demasiado grandes o bien por economía del espacio.

Las hay fabricadas en madera con asiento tapizado o en madera. Normalmente van acompañadas de mesa donde prevalecen los elementos de la madera y el estilo de los muebles de cocina es rústico o clásico. La tendencia de estos últimos años ordena sillas con estructura metálica o de aluminio satinado o cromado combinado con asiento de madera o tapizado a juego con los muebles de cocina modernos y la mesa que suele ser fija o extensible con tapa de cristal y colores, dándole un toque de alegría, frescura y modernidad.

Normalmente van acompañadas de taburetes bajos, a juego con las sillas pero sin respaldo de modo que se consigue ahorrar espacio cuando no son utilizadas ya que van colocadas debajo de la mesa, no impidiendo el paso y evitando que molesten en el siempre ya tan reducido espacio del que dispone una cocina.