Cabeceros de Piel

También se pueden fabricar en piel, a petición de los interesados. No es lo más frecuente dado que no es comercial debido al coste que supone en relación con otros materiales. Sí tiene una demanda mayor en el mercado doméstico, donde la inversión en decoración es personalizada y de uso privativo, de modo que el gusto por el lujo y el mobiliario de mayor valor es más frecuente, aunque no apto para todos los bolsillos.

Es muy importante hacer hincapié en la calidad de las pieles utilizadas para la fabricación. Existen muchas en el mercado pero no todas disponen de la misma calidad y garantía. Es importante conocer la procedencia y estas deben de estar acompañadas por los correspondientes certificados de calidad y control. El coste no sólo encarece por la materia prima.

Los tiempos de elaboración, preparación y ejecución del tapizado varían enormemente ya que la manipulación se hace más costosa y por tanto más lenta que en textiles que no son piel.