Silla es un mueble cuya finalidad es servir de asiento a una persona. En nuestra fábrica uno de los componentes importantes son las sillas, que da nombre a la misma.

Ahí es donde se realiza la fabricación, el ensamblaje, el tapizado, el embalaje, el pulimentado y la carga lista para salir a destino.

Existe un sistema organizado y coordinado con la logística para preparar los pedidos que van entrando y prever tenerlos terminados para la fecha prevista en función de las cargas de los camiones y de la zona geográfica de entrega.

El departamento comercial gestiona la entrada de pedidos y su confirmación. El departamento administrativo gestiona todos los trámites documentarios que ello requiere, tanto de clientes como de proveedores. El departamento de contabilidad gestiona todo lo referente a la parte financiera y está en constante comunicación con el administrativo.

En la planta baja la parte de producción, terminación de producto, embalaje y carga.

La fábrica es una estructura organizada de personas, espacios, maquinaria, vehículos y materiales cuya finalidad es la fabricación y comercialización entre otros elementos de sillas destinadas al mundo de la decoración, el interiorismo, la hostelería y el contracting.

Es importante que el equipo humano funcione al unísono, cada uno con su cometido, para poder llevar a buen término todo el proceso, desde el inicio de preparación de materiales, hasta la entrega de la mercancía.

El control de calidad y las pruebas de resistencia y acabado son elementos determinantes para que el producto tenga en el mercado el eco deseado.

La postventa y la entrega del producto en condiciones óptimas da continuidad al proceso.

El constante estudio del mercado para poder marcar una correcta elaboración del binomio calidad-precio nos hace lo suficientemente competitivos como para poder seguir estando presentes en todos los mercados posibles.